Abades Triana y Barbadillo ofrecen “Menú Guadalquivir, de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda”

Siguiendo el lema de nuestro restaurante Abades Triana, “Ver o sentir” y en colaboración con Bodegas Barbadillo, hemos puesto a disposición de nuestros clientes el nuevo “Menú Guadalquivir, de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda”. Según fuentes de Abades y Barbadillo, “con esta iniciativa se pone en valor la idea de vivir una experiencia a la hora de degustar una oferta gastronómica”.

“Menú Guadalquivir, de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda” consiste en la degustación de una variada propuesta gastronómica elaborada con productos autóctonos, maridados con vinos de Barbadillo y la invitación a conocer las instalaciones de la bodega en Sanlúcar de Barrameda.

El menú es un completo recorrido por la degustación de productos autóctonos de Andalucía Occidental. De esta manera como primer plato, se ofrece “atún de almadraba escabechado en casa con crudités de verduras, aceituna madura y espuma de manzanilla Solear”, maridado con manzanilla “Solear”. A continuación, el menú presenta, “ensalada de rape y langostino de Sanlúcar con gelée de Blanco de Blancos” y con el maridaje de “Barbadillo Blanco de Blancos”.

La propuesta gastronómica de Abades Triana y Barbadillo continúa con “corvina confitada con cremoso de brócoli y cococha de bacalao en pil pil de mango” maridada con manzanilla “Solear Pasada” y “huevos fritos rotos con cremoso de patata violeta trufada, jamón y lascas de pluma ibérica” que se acompañará con “Quadis Crianza”.

El postre de “Menú Guadalquivir, de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda” consiste en una “mouse de higos con frutas del tiempo y arrope vinícola de Barbadillo” con “Eva Cream” de maridaje.

Esta original oferta gastronómica se completa con la visita a las instalaciones que Bodegas Barbadillo tienen en Sanlúcar de Barrameda en la provincia de Cádiz. Para ello, los comensales recibirán una tarjeta sellada que, válida para dos personas, les permitirá conocer las bodegas.

La visita, de una hora de duración, será conducida por un guía de la bodega que explicará todo el proceso de elaboración y crianza de los vinos, cultivo de viñedos, comercialización y denominaciones de origen, así como las distintas tipologías arquitectónicas de cada una de las bodegas que visitarán. La ruta turística por las instalaciones incluye una degustación de cuatro tipos de vinos.

La inspiración del chef de Abades Triana

Para la confección del “Menú Guadalquivir, de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda”, el chef del restaurante Abades Triana, Elías del Toro, se ha propuesto que “los comensales saboreen y puedan vivir una experiencia única al conocer productos muy cercanos a nosotros y de gran calidad”, señala del Toro. “Una experiencia que, al complementarse con la visita a las bodegas, harán comprender al comensal, la gran riqueza gastronómica y vinícola que disfrutamos en Andalucía”, concluye el chef.

El Museo de la Manzanilla

Bodegas Barbadillo es mucho más que una bodega “bicentenaria” .  Es pasión, corazón e historia, y desde el año 2002 también el único Museo de Manzanilla del mundo. Ubicado en un  de principios del siglo XIX e integrado en el gran complejo de Bodegas Barbadillo, el museo recoge la historia de este producto único, convertido ya en símbolo e identidad de Andalucía.

Una forma de comprender lo que supuso la aparición de la crianza biológica en Sanlúcar es atender a la evolución de la arquitectura bodeguera de la localidad. Estamos ante la revolución bodeguera sanluqueña, un hito histórico tan importante que 200 años después sigue estando absolutamente vivo.

Visitar el museo significa entender por qué la Manzanilla y los vinos del Marco de Jerez son una forma de vida, además de descubrir la evolución de la familia Barbadillo y de su gran patrimonio cultural, el más variado de la arquitectura enológica de España. En los últimos cien años, pasamos de pequeños  a espléndidas catedrales dedicadas en exclusiva a la crianza de Manzanilla